8 cosas que necesitan saber sobre Artes Marciales.

8 cosas que necesitan saber sobre Artes Marciales.

La mayoría de la gente, incluso los que van de listos ( que no son pocos), parecen estar totalmente desorientados cuando se trata de entender las artes marciales. La falta de conocimiento hace que muchos sean susceptibles a los defraudadores o como nos gusta decir en Fightlosophy “vende humos”, como consecuencia última ponen en peligro sus vidas. Estos consejos que hemos recopilado después de haber hablado con algunos expertos en sus respectivas Artes, pretendemos arrojar luz, no sólo a los que no saben nada sobre artes marciales, sino a los que creen que saben … esperamos poder ayudar a discernir los “bull-shit-do” (humor marcial inteligente) del verdadero Bushido.

1. Karate no es el término general para denominar las Artes Marciales.

En primer puesto situamos esta afirmación de origen “desconocido”. A todos los que nos dedicamos a esto alguna vez en la vida nos ha incomodado esto de “tú haces Karate”. Da igual lo que practiques: para tu madre, abuela,”amigos” y/o asociados lo que tú practicas es Karate.

Es como si dijéramos que una guitarra es igual a un violín. Ambos son instrumentos y ambos tienen cuerdas, por lo que son básicamente lo mismo, ¿no? Hay muchos estilos, quizás demasiados en este mundillo y no todo el mundo tiene porqué saber el nombre de cada uno de ellos, esto está claro: con decir “practicantes de Artes Marciales” nos sobra.

2. Cardio Kickboxing, Bodycombat y sucedáneos no valen para la Auto-defensa.

Sea como sea lo que practiques en tu gym de Fitness puede que sea muy bueno para bajar tallas, pero creedme, no para la autodefensa. Hay muchos casos de motivad@s totales con este mundillo ( que por otro lado nos parece muy interesante), que piensan que serán capaces de defenderse praticando estas disciplinas. Es muy simple: para aprender a luchar hay que luchar. En Fightlosophy nos gusta decir que para aprender a nadar te tienes que meter en el agua … y no solo eso, de vez en cuando tragar agua.

3. Un cinturón negro no tiene super poderes.

Seguro que habéis vivido esa típica situación de: ” cuidado él es cinturón negro, no te metas con él”. Cinturón negro de qué, ¿a caso Tyson no es peligroso? Que sepamos él no era cinturón negro. Ultimamente el sentido del cinturón negro se ha diluido por culpa del mercadeo, hoy día y por norma general ser cinturón negro sólo significa que llevas X tiempo entrenando X estilo. Todo parecido con la realidad suele ser pura casualidad. Ya lo decía en Karate Kid el Maestro Miyagi: ” cinturón solo para atar pantalón”.

4. Saber uno o dos movimientos de Autodefensa no te van a salvar la vida.

He escuchado, sobre todo a las chicas aquello de: ” yo le doy una patada en sus partes y salgo corriendo” o la típica ” le meto los dedos en los ojos”, ” le tiro las llaves a la cara”, blablabla. Lo sentimos, no siempre va a ser tan fácil. Haber vísto muchas películas no te hace experto en nada aunque sin duda desarrollará tu imaginación.

A todos nos gusta pensar que nos convertiremos en profesionales de la lucha sabiendo unos cuantos movimientos de autodefensa aprendidos en algún seminario al uso. Pero lo más probable es que te conviertas en un manojo de nervios, agitando a lo loco tus extremidades mientras te cansas mucho. Si quieres aprender apúntate a una academia seria y sé constante.

5. Las peleas no se paran cuando caes al suelo ( y te hacen una cuenta de tres).

Muchos Maestrillos enseñan técnicas mágicas en las que golpean al atacante a lo bola de dragón, lo neutralizan con una “llave” fulminante y  todo se termina cuando el malote cae al suelo. Pues bien, hace ya uno añitos ( 12 de noviembre 1993) surgió una competición que se llama UFC. Una familia de brasileños ( los Gracie ) revolucionaron el mundo de la Lucha demostrando que ésta no terminaba cuando el otro caía al suelo. Añadieron a la ecuación la idea de que siendo uno más pequeño y aparentemente débil podía ganar a tipos más grandes y fuertes, el Jiu Jitsu Brasileño había llegado para quedarse.

6. Hay Artes Marciales que no dan patadas voladoras.

Porque el cine y Van Damme han hecho mucho daño. “Para patear culos no hace falta llegar a la cabeza” que dijo un gran sabio. Hay estilos de Lucha que se basan en los agarres, otros en los golpes, otros en la energía … y luego están las MMA que vinieron a fusionarlo todo, aunque esto se venía haciendo desde siempre, el deporte ha hecho que llegue a muchas más personas.

7. Esto de gritar cuando se golpea tampoco se hace en todas las Artes Marciales.

Esto es típico de las Artes Japonesas, se hace para implementar la potencia del golpe a través de canalizar la energía, entre otras cosas. No todos los que se dedican a la Lucha van por ahí dando voces … algunos dicen que lo interesante es hacer gritar al otro.

8. No todas las Academias / Gimnasios son iguales.

Están las escuelas a lo señor Miyagi y las escuelas a los Cobra Kai … como seguro habéis visto Karate Kid, poco más tenemos que añadir. Sé responsable de tu formación. Las instalaciones son importantes pero no definitivas. Busca referencias de los Maestros y del Arte que quieras practicar, hay donde elegir así que no hay escusas.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 1 comentario para este artículo
  1. juanjo eskrimador at 6:57 pm

    Como siempre excelente, creo que para aprender a luchar hay que luchar, hombre no a pleno contacto o a “muerte” como sería el caso de ver tu vida o la de los tuyos seriamente amenazada, pero hay que haber recibido estopa alguna vez que la teoría queda muy bonita, pero hay que bajar a la arena…..

Deja un comentario