Artes Marciales: qué no hacer. Cuestiones a evitar si te consideras artista marcial.

Artes Marciales: qué no hacer.

Cuestiones a evitar si te consideras artista marcial.

Hay muchos motivos por los que practicar artes marciales y muchos otros que sería interesante evitar y que están a la orden del día. En Fightlosophy analizamos estas cuestiones a evitar.

El motivo principal de las artes marciales, alejándonos de asuntos “espiritualistas”, debería ser la autodefensa. Centrándonos en este objetivo lograremos grandes logros basados en procesos de auto-realización a través de enfrentarnos a nuestros propios límites.

Artes marciales en internet. 

Me gusta “surfear” por la web analizando qué es lo que se publica. No salgo de mi asombro cuando se plantean artículos sobre artes marciales casi para asesinos. Pasan por alto demasiados asuntos importantes. Herir innecesariamente o matar a alguien nunca estuvo bien visto.

La proporcionalidad y/o dar con nuestros huesos en la cárcel son cuestiones a tener muy en cuenta. Es vergonzoso ver cómo, cada día más, el concepto de autodefensa se desvirtúa influida por cierto tipo de tendencias mercantilistas.

Esta entrada es para todos aquellos que respetan y aman las artes marciales en toda su diversidad (funcional). Evitar prácticas indecorosas me parece algo fundamental.

Fightlosophy FightClub

Qué no hacer con nuestro conocimiento de artes marciales:

  • No te sientas superior.

Llevo muchos años en esto de las artes marciales y creedme, nada que vosotros no sepáis, hay tanto ego maltrecho en la práctica que da pena.

La práctica de artes marciales combativas infunde confianza y autoestima en los practicantes. Aun así, cruzar la línea en la que el ego asoma en forma de superioridad va justo en la dirección contraria a nuestro desarrollo personal.

Todos los grandes maestros decían que las artes marciales eran un camino de humildad que en tiempos críticos nos da las herramientas necesarias para defendernos

Un ejemplo claro lo tenemos en el Jiu Jitsu Brasileño. Durante el sparring, que es la clave fundamental de este “arte suave”, se trabaja desde el respeto total a nuestros compañeros. El tap-out (rendirse) es uno de los gestos más importantes en nuestro aprendizaje de lar artes marciales combativas.

Unas veces se gana y otras se aprende” es una de las frases atribuidas a este movimiento que más me han impactado desde siempre.

Fightlosophy Ego

  • No hagas daño sin más.

Aquí podríamos distinguir entre autodefensa y agresión. Si bien es cierto que para nuestra defensa a veces debemos aplicar ciertas dosis de agresividad y  gestión de violencia, la agresión sin más, por el simple hecho de saber artes marciales queda muy lejos de los objetivos primordiales de nuestra práctica.

Las artes marciales te deben enseñar a “deshabilitar” a tu oponente para así evitar que te hagan daño a ti y a otros. A veces, debes hacer un daño significativo para lograrlo, pero personalmente veo mal utilizar tus habilidades para atacar y dañar sólo por diversión, o alguna trastada sin sentido.

  • No te vuelvas confiado por saber artes marciales.

Lo repito hasta la saciedad. Prevenir un enfrentamiento es lo más inteligente que existe.

En la misma naturaleza, los animales no luchan hasta que no se sienten acorralados. No debe ser el caso, pero esquivar una pelea puede ayudar a nuestra integridad física, creedme es necesario con el panorama actual.

Confiar demasiado en tus habilidades puede ser un arma de doble filo. Estar alerta es importante, pero conocer nuestro límites también. 

fightlosophy-ap-4

José Díaz Jiménez

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 1 comentario para este artículo