Cómo motivarte ( Parte 2)

Cómo motivarte ( Parte 2)

Que hay que encontrar cómo motivarse no es ningún secreto, en la primera parte de este texto, analizábamos las conductas básicas que podemos empezar a incluir en nuestro día a día marcial. Ser conscientes de ciertas claves, nos ayudará a que la práctica sea mucho más llevadera en los momentos que por diferente motivos ( fisicos, mentales, sentimentales…) pretendamos dar esquinazo a nuestra pasión. La pasión hay que alimentarla y en ocasiones que algo te “guste mucho” no es suficiente motivo como para afianzar una relación ( parecemos ahora un consejero matrimonial ), en Fightlosophy en esta segunda y última parte de cómo motivarse, recopilamos una serie de tips que seguro os ayudan a llegar más lejos…

6) Comienza a comer sano.

Si uno de los objetivos que te marcaste dentro de tu práctica era bajar de peso o en su lugar ponerte en forma y no ves resultados a medio plazo, puede que el motivo sea que aun no tienes o no has adquirido eficientemente hábitos saludables sobre los que construir tus metas. Entrenar duro implica un desgaste físico importante, así que si te sientes flojo, sin energía o sin fuerzas, posiblemente algo esté fayando en tu alimentación. La Lucha implica una forma de entender la vida en la que incluso la alimentación cuenta, observa qué comes y adquiere hábitos que te ayuden a mejorar.

7) Encuentra el equilibrio.

No se trata de ningún precepto filosofal inalcanzable. Es normal que algún día tu cuerpo no te permita afrontar la práctica. Es en este momento en el que tenemos que estar alerta e identificar si es de verdad que no puedo o es mi mente la que está ganando la partida. La propuesta es la siguiente: aun sin ganas coge tu mochila y vete al gym, una vez allí pueden pasar dos cosas:

a) Te das media vuelta y otro día será, tú te conoces mejor que nadie y si has llegado hasta aquí, pero decides marcharte, está claro que tu cuerpo o tu mente no están finos para este día, es momento de recordarte a ti mismo esta frase: “a veces una retirada a tiempo es un victoria”.

b) Que  te quedes; ya que has hecho el esfuerzo de llegar, de invertir tiempo en el proceso, entiendes que te estabas poniendo escusas y que en realidad era tu propia mente ( con todas esas escuchas baratas) la que te alejaba de tus objetivos.

8) Haz una declaración de motivos.

Ser fiel a uno mismo es una de las enseñanzas más importantes dentro de la Lucha. Llegados a este punto, es importante hacer una declaración verbal o por escrito de nuestras intenciones, de nuestras motivaciones. Puedes elegir la forma que más te ayude: escribirlo en un diario o en algún formato que puedas rescatar en el tiempo, anunciarlo a tus amigos más cercanos para tener ese sentido de responsabilidad extra de no defraudarlos, publicarlo en tus redes sociales para que se convierta en algo público … al final se trata de convertir algo que llevas dentro en un espejo externo en el que mirarse y dado el caso, tire de ti en los momentos difíciles.

9) Rodéate de gente positiva.

Simple: si quieres ser un ganador, rodéate de gente positiva, si quieres ser un perdedor, rodéate de mediocres, tú eliges. La vida es para vivirla no para desperdiciarla con malas energías que no te ayudan en nada y te arrastran con ellas. Cambia de tendencia y júntate con esos que van por un camino parecido al tuyo, te sorprenderá como al final se crean sinergias que te harán crecer mucho más allá de los que imaginas.

10) Busca a alguien que te acompañe.

Si uno solo no puede, pues “engaña” a alguien que se convierta en tu compañero de entreno. Muchas veces va a pasar que la persona elegida no resulta ser cosntante y se marcha demasiado pronto, lo importante al final de todo es dar los primeros pasos. Si hay algo de característico en el mundo de la Lucha es el hermanamiento al que se llega con tus compañeros de entreno, harás amigos con los que aprenderás una forma de vida … así que la búsqueda empieza y termina siendo constante, cogiendo la mochila, déjate de escusas, ve levantando el culo del sofá y entrena.

impossible_is_nothing_by_gabbymatt-d3dvgr0

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 1 comentario para este artículo
  1. Víctor Hugo F at 6:39 pm

    “8) Haz una declaración de motivos”. Éste me ha gustado especialmente, genial, yo lo haré, gracias por todos los consejos.

Deja un comentario