Entrevista a SGM Angel Garcia Soldado El pilar del Kajukenbo

Entrevista a SGM Angel Garcia Soldado

El pilar del Kajukenbo

Debo admitirlo, hay cosas que “gracias a dios” aun me sorprenden. Algunas veces incluso para bien. Hacer una entrevista es un proceso que me apasiona, le pongo empeño porque aunque sea a través de las letras, se puede llegar a conocer un poco mejor a la persona que se “esconde” detrás de la figura mediática al que van dirigidas las preguntas. Mi curiosidad no conoce límites, querer entender qué se esconde en el alma de las artes marciales a través de su gente me parece importante para este largo proceso de descubrimiento en el que todos andamos involucrados.

Así, sabiendo que un gran maestro del Arte del Kajukenbo como SGM Ángel García Soldado venía por mi tierra (Málaga) y teniendo amistad con uno de sus alumnos directos, Francisco Marquez, al que agradezco inmensamente su ayuda, pensé que sería interesante hacer algunas preguntas en la línea Fightlosophy a esta gran referencia mundial del noble arte de la autodefensa.

Para ser sincero y con la experiencia que tengo de hacer entrevistas que demasiadas veces se pierden en el tiempo y nunca llegan a buen puerto, la primera gran sorpresa que me llevé al respecto fue cuando me dijeron que al Maestro le parecía buena idea (teniendo en cuenta que hace pocas entrevista, lo considero todo un honor) y acto seguido la contestó en tiempo récord (lo agradezco en el alma). La segunda sorpresa es el formato (inusual) en el que devolvió las cuestiones. Las respuestas estaban numeradas y escritas a puño y letra, y eso amigos, me parece tan de la vieja escuela, tan auténtico, que habla mucho y muy bien de este gran artista marcial.

Sin más os dejo con esta entrevista que es, a mi modo de entender y alejándonos de estilos absurdos y politiqueos baratos, una joya de las que se dan muy pocas veces. Gracias al Maestro una vez más y disfrútenla.

fightlosophy-kajukenbo

Los pilares del Arte del Kajukenbo

Desde un punto de vista técnico hay una pregunta muy recurrente y que seguro le ha llegado muchas veces a nivel coloquial ¿A qué se parece lo que hace?

Creo que se parece a la ruptura de la complejidad con la que algunos entienden que ha de ser la resolución de un conflicto, porque ante el caos ha de prevalecer la gestión inteligente, fría y directa, es decir la naturalidad simplificada.

Si tuviera que definir su arte en una palabra centrándose en el combate, ¿cual sería? Y si nos fijamos en lo “filosófico” ¿cual sería esa palabra?

En combate sería adaptable, en lo filosófico podríamos decir pragmático.

Ha viajado mucho, ¿qué destacaría de esta experiencia y de conocer a diferentes maestros de las artes marciales?

He tenido la suerte de conocer a muchos grandes maestros y por supuesto lo contrario, y ello me ha ayudado mucho a entender que todos tenemos una idea clara y concisa de aquello que intentamos transmitir y que la mejor forma de hacerlo no es sólo bombardeando al alumno con principios, conceptos o coreografías encorsetadoras, sino despertando su curiosidad y creatividad, potenciándolas al máximo de forma individualizada.

Puede que parezca muy evidente esta pregunta, pero ¿para qué sirve Kajukenbo?

Sin duda para afrontar con eficacia una situación excepcional en un momento y escenario excepcionales.

fightlosophy-kejukenbo-crew

Enseñar es quizás parte del proceso del camino de las artes marciales, qué destacaría: lo positivo y lo negativo.

Enseñar es una experiencia muy enriquecedora, no sólo porque te obliga a seguir formándote  sino porque te sitúa cada día ante retos que te enriquecen como persona y como docente. Mucho más cuando lo haces con niñas y niños y además debes romper tabúes e ideas preconcebidas, no hay nada más gratificante que enfrentarte cada día a esos retos y salir airoso y feliz del “trance”. En el otro extremo está el tener que lidiar con egos sobredimensionados, narcisistas y otros representantes de la condición humana.

¿Qué han aportado las artes marciales a su vida? ¿Cómo sería si no existieran éstas en su vida?

La posibilidad de conocer a grandes personas, de canalizar mi instinto de superación personal y tener una meta en mi vida. Sin esto supongo que sería un padre de familia al uso, me encanta estar en casa, cocinar y el bricolaje… un aburrido vamos.

¿Cómo ha cambiado el mundo de las artes marciales desde que empezó con sus entrenamientos?

Mucho y no siempre para bien. A consecuencia de las películas chinas de principios de los ´70, hubo un boom en las artes marciales y todos los chavales queríamos hacer aquello. Por desgracia en España sólo había opción para el Karate, el Judo, y el TaeKwonDo y la gente se inscribía en el gimnasio más cercano de casa que casi nunca tenía que ver con su visión de las artes marciales cinematográficas. Aun así los gimnasios se llenaron y aquella juventud se entregó al cien por cien, se entrenaba cada día y las horas que hicieran falta, con respeto, compromiso y determinación.

Llegaron los nuevos sistemas, otros se inventaron y apareció el “Kung Fu”, el Ninjitsu, etc. y luego el caos y la oferta según demanda y con ello la desafección y el famoso alumno nómada y con él salvo honrosas y valiosas excepciones, el abandono de valores como el respeto, el compromiso, la cultura del esfuerzo y la lealtad. Afortunadamente ha bajado la cantidad en favor de la calidad. Aquellos que hoy en día aceptan el reto y se unen al maravilloso mundo de las artes marciales, lo hacen con la firme convicción y conocimiento del sistema que han elegido y eso es bueno para el futuro de las artes marciales.

fightlosophy-sijo-emperado-kajukenbo

Sijo Adriano Emperado fundador de Kajukenbo

¿Cambiaría algo de su arte?

No pasa un día en el que me haga un nuevo planteamiento, la propia idiosincrasia del Kajukenbo así lo demanda, pero con rigor y seriedad. No por modas o autocomplasencia. Odio a los exhibicionistas  ocurrentes que creen que lo saben todo.

Su maestro fue todo un icono del mundo de la autodefensa real, tuvo una relación estrecha con él, ¿qué destacaría de él como persona y como luchador?

Como persona alguien muy cercano,humilde, sincero, alegre, auténtico y generoso. Como luchador y por informaciones conocidas en Hawaii alguien muy peligroso, no solo por sus conocimientos del arte, sino por su determinación y fiereza en el combate. Él forjó su leyenda y la de su arte peleando en las calles más que en los tatamis… y se hizo respetar.

El origen de la lucha se pierde en el tiempo, en este blog pretendo rescatar (humildemente) la cultura de las artes marciales. Qué piensa de nuestra tierra (España), de su cultura marcial.

Por desgracia este es un país cainita y envidioso, amante de lo políticamente correcto y dado a olvidar a sus héroes. España a lo largo de su historia se ha visto abocado a luchar en conflictos propios y ajenos y siempre ha demostrado que entre sus habitantes había grandes guerreros y estrategas y eso está en nuestros genes y esa es la prueba de que en este país estén los mejores artistas marciales, no gusten o no.

Su estilo es muy contundente y quizás no todo el mundo entiende sus bases. La lucha real es muy diferente a la deportiva, ¿cómo ve las artes marciales actuales con respecto a la realidad que vivimos hoy día?

Como es normal todo sistema de lucha se va estructurando desde sus inicios para un fin específico durante ese tiempo de forma consciente o inconsciente se van adquiriendo una serie de restricciones o no y eso permite discernir el tipo de respuesta, su intensidad, desarrollo y finalización de un conflicto real y puntual. En un enfrentamiento real no existen pesos o categorías equilibradas, no existen escenarios cómodos ni momentos asumidos.

La primera reacción es determinante en la que normalmente debes elegir el objetivo, ese que en la mayoría de los sistemas de combate está prohibido o mal visto. En Kajukenbo es fruto de una reacción espontánea y directa como inicio de una transición explosiva y contundente que como mínimo reduzca daños.

A mi modo de ver existen muchas artes marciales con objetivos claros y conocidos y cumplen honrosamente ese cometido y cuentan con mi admiración y respeto.

La agresividad (bien gestionada), considero que es una gran herramienta para la supervivencia, con respecto a esto ¿en qué punto se encuentra su arte?

Cuando te dedicas a enseñar defensa personal y eres coherente, la mayoría de las apersonas que se pasan por nuestras escuelas se podrían calificar como “corriente”, pacífica y de morfología normal salvo excepciones, por eso y para hacer un buen uso del Kajukenbo, la correcta gestión de la agresividad es determinante.

fightlosophy-paco-y-angel-garcia

Francisco Marquez y SGM Ángel Gracia-Soldado

Sabemos que durante muchos años ha estado trabajando intensamente con su gente, pero sin alzar mucho la voz, sin dar muchas entrevista, le agradecemos que nos conceda ésta a través de su alumno Francisco, qué ha motivado que ahora hable más públicamente?

Bueno, durante muchos años tuve la obligación de hacer visible nuestra existencia por razones obvias, una vez conseguido no vi la necesidad de seguir aburriendo a los demás y me he centrado más en el trabajo con mis instructores, para que entre todos hagamos del Kajukenbo un sistema respetado y  fiel a sus principios. Cuando Francisco me comentó la posibilidad de llevar a cabo esta entrevista no pude negarme dado el profundo respeto y admiración que siento por él y por las referencias que me ha dado de ti.

Técnicamente, ¿qué es lo que más le gusta trabajar, cómo percibe la realidad del combate en un enfrentamiento real?

En primer lugar creo que todo parte de un buen posicionamiento que te permita una gran movilidad y desde allí la correcta transición combinando de forma sincronizada el tren inferior con el superior aprovechando todos los espacios.

¿Puede contarnos algo de como fue ese proceso de abandonar lo anterior y comenzar un nuevo camino que le ha llevado a ser uno de los máximos exponentes del arte de Kajukenbo a nivel mundial?

Me inicié en TaeKwonDo a principios de los ´70, conocí el Kajukenbo por casualidad y lo cierto es que lo primero que me llamó la atención fue el color negro del uniforme, luego ya las combinaciones de manos y piernas, comencé a practicarlo y aquello fue como una droga, cada día era diferente y ambiente genial, muy alejado de la sumisión oriental, cuando mi maestro regreso a USA me quedé a cargo del pequeño grupo de españoles que se habían iniciado y como nunca volvimos a saber de él decidí investigar y comencé a viajar a USA hasta que en 1984 tuve el privilegio de conocer a Sijo Emperado, él me tomó bajo su tutela personal y el resto ha sido trabajando y fe en lo que hacía siempre con su apoyo y supervisión.

¿Cómo es la vida normal de un GM de artes marciales en el mundo actual?

En lo que a mi concierne es algo tan normal como estar cerca de mis alumnos y compartir con ellos ideas y proyectos.

¿Qué falta hoy en día en el mundo de las artes marciales para que tengan más credibilidad en la sociedad actual? Muchos piensan que esto de entrenar nos convierte en personas “violentas”.

Desgraciadamente así es, aun hoy cuando alguien conoce a qué me dedico suele decir aquello de “cualquiera se mete contigo”. Yo creo que falta difusión especializada y separar mucho el polvo de la paja, hay mucho intrusismo, mucha confusión entre artes marciales y deportes de combate y sobre todo mucho egocéntrico contando películas de chinos en revistas y foros especializados.

En sí Kejukenbo es un sistema que ha bebido de diferentes fuentes, testado en la realidad de las calles donde se diseñó ¿el que sea en apariencia tan ecléctico es algo que camina a favor o en contra del sistema? No es lo mismo la fusión que la confusión.

Como ya comenté anteriormente existe mucha confusión acerca de la estructura técnica del Kajukenbo incluso alguno de los que los han practicado han puesto como ejemplo que es como un “cocido madrileño”, dejando claro que no ha entendido nada y basta ver algunos de los cientos de vídeos que les gusta colgar acerca de ellos mismos. En Kajukenbo existen unos principios muy claros y todo es manifiestamente mejorable, no adornado, extendido o tuneado por puro narcisismo y exhibicionismo, hasta el punto de utilizar movimientos antagónicos entre sí o adornos sin sentido que restan credibilidad al sistema y solo atraen a caza-diplomas / delegación y nómadas de gimnasio.

fightlosophy-angel-garcia-soldado-y-sijo-emperado

SGM Ángel García-Soldado con Sijo Emperado.

Utilizáis armas en vuestro sistema. ¿Qué importancia le dais? Hoy en día los vende humos se han agenciado este apartado y prometen autodefensas absurdas e irreales con armas blancas (haciendo un negocio ilícito) y demás… ¿cómo ves este asunto tan de moda?

Tengo la edad suficiente y he conocido a una sociedad en la que “tirar de navaja” era habitual, he hecho la mili en la policía militar y he trabajado en seguridad y aquí sí que me pongo serio cuando se me pregunta. No creo en la técnica ideal contra arma blanca, como consejo digo que hay que correr más que el agresor y si no queda otra intentar minimizar daños y para ello recomiendo bloqueo duro e intento de desarme mediante percusión e ir directo al grano de la forma más expeditiva posible, sin titubeos ni remordimiento. Lo de las pistolas y los AK-47 de plástico es otra cosa.

Defina por favor en pocas palabras a: Sijo Adriano Emperado, SGM Ángel García, Kajukenbo, Arte Marcial, Autodefensa, Realidad, Alumnos, Arte, Maestro, Cultura Marcial, Filosofía …

Emperado: un luchador y un genio adelantado a su tiempo.

Angel García: un iluso equivocado de época.

Kajukenbo: la adaptación lógica al medio.

Arte Marcial: corset de complicado ajuste.

Autodefensa: un derecho cada día más justo y necesario.

Realidad: un callejón oscuro sin tatami de puzzle.

Alumnos: el aporte necesario para seguir aprendiendo y evolucionando.

Arte: todo aquello que requiere esfuerzo, sacrificio y compromiso.

Maestro: aquel que pone su experiencia al servicio de otros y sabe conducir individualmente a cada uno de sus alumnos hasta el umbral del conocimiento.

Cultura Marcial: escasa y demasiado manipulada, hay que abrir más la mente.

Filosofía: camino de auto-conocimiento difícil de elegir y complicado de seguir.

Fin.

Muchas gracias Maestro, todo un honor haber contado con su aportación a este humilde Blog. Sin duda es usted alguien a tener muy en cuenta en lo referente a las artes marciales y a la realidad, esa que aun está presente en los pocos representantes que quedan de la “vieja escuela”. Un abrazo.

fightlosophy-carta-de-angel-garcia

Extracto de la entrevista manuscrita

José Díaz Jiménez

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario