Helio Gracie y un cinturón Azul. Volviendo a los orígenes del BJJ

Helio Gracie y un cinturón Azul.

Volviendo a los orígenes del BJJ

Las artes marciales son una disciplina especial porque se nutre de ejemplos que trascienden la palabrería estéril mostrando sus enseñanzas más allá de lo puramente físico o estético.

La humildad en el tatami es algo que o lo llevas de fábrica o lo aprendes a base de ser sometido. Quien no se ajuste a esta norma “no escrita” de saber rendirse para seguir avanzando tiene por delante un camino duro y sin sentido. El ego es quizás nuestro gran aliado, también nuestro gran enemigo. Cada vez que alguien se cree algo o yo mismo me confundo y me creo algo, miro la foto de portada de esta entrada e inmediatamente pongo los pies en el suelo para poder seguir caminando. Hace años que vi esta imagen por primera vez y considero que ha sido una de las grandes lecciones “Fightlosoficas” de mi vida.

Helio Gracie fue un revolucionario de la lucha, uno de los más grandes de la historia… y como todo gran maestro de las artes marciales también lo fue de la vida. La cuestión es ¿cómo es que alguien tan grande como Helio Gracie, considerado uno de los tres fundadores del arte suave y con el rango de décimo dan, se puso un cinturón azul, siendo este el primer paso dentro del Jiu Jitsu actual?

Para contestar esta pregunta haremos un breve repaso de historia del Jiu Jitsu Brasileño:

En los comienzos de toda esta revolución del Jiu Jitsu, y la lucha en el suelo, en la primera academia abierta en el año 1925, en el número 52 de la Calle Humaitá, en Río de Janeiro, no existía un sistema de cinturones o grados como se conoce hoy en día. La idea era diferenciarse claramente del Judo, ya que les parecía un arte marcial incompleto por haberse focalizado demasiado en la competición. De esta manera en la primera Academia de Jiu Jitsu, no existía el cinturón negro.

fightlosophy-gm-helio-gracie

Con esta idea en mente, los cinturones sólo se otorgaban para diferenciar a los instructores de los estudiantes. El cinturón del instructor era de color azul claro y los profesores titulares llevaban un cinturón azul oscuro. Sólo aquellos que habían completado el curso de profesor bajo el mismísimo Helio Gracie podrían llevar el cinturón color azul oscuro.

Con el paso de los años y la creciente popularidad del Arte del Jiu Jitsu, se creó en 1967 la primera Federación Internacional de Jiu Jitsu Brasileño. Con el deseo de crecer, atraer y compartir con más gente la práctica de este estilo funcional de lucha, se acordó adoptar un sistema de grados similar al de Judo. Helio Gracie aceptó el cambio por las presiones de sus alumnos y porque pensaron realmente que los valores fundamentales del arte no se verían difuminados por la competición. De esta forma se incluyó el deporte en la práctica con un sistema de puntuación y categorías de peso, cosa que jamás había existido en épocas pasadas.

En la década de los ´90, como no podía ser de otra manera, el Maestro Helio se dio cuenta de que, como consecuencia directa de poner el foco en la competición (luchar por ejemplo con sistema de puntos en vez de buscar la finalización), se estaban perdiendo las bases fundamentales del arte: poner el énfasis en la autodefensa real (historia que recientemente ha denunciado el propio Rickson Gracie). A esto le añadió que se estaban dando cinturones negros, cinturones negros y rojos y cinturones rojos sin consentimiento suyo o de su hermano. Así que a modo de protesta ante tantas irregularidades (decía que ahora cualquiera podía ser cinturón negro de Jiu Jitsu), uno de los fundadores principales del estilo, que ahora era tan conocido a nivel mundial, repudió públicamente su cinturón rojo y su afiliación a la federación y comenzó a usar su vieja cinta color azul, el símbolo del primer paso dentro del arte.

Sin duda, toda una gran lección de humildad y respeto hacia sus principios y hacia el Arte de la que todos y cada uno de nosotros deberíamos tomar nota.

fightlosophy-helio_blue-belt

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 1 comentario para este artículo