Historia real de los 47 Ronin. Del mito a la realidad. Historias de Samurais.

Historia real de los 47 Ronin.

Del mito a la realidad. Historias de Samurais.

La cultura Japonesa es quizás una de las más ricas en mitos y leyendas. Realidad y ficción de funden y confunden dando lugar a momentos épicos dignos de recordar para toda una eternidad. Personalmente me encantan los cuentos sobre batallas (de casi cualquier época) y ésta en concreto es una de las historias que más me ha llamado la atención desde siempre… y resulta que está basada en hechos totalmente reales.

Esta crónica, que llegó a mucho de nosotros gracias a una versión cinematográfica protagonizada por el conocido Keanu Reeves, es sin lugar a dudas una de los hechos históricos más conocidos y valorados de Japón. Quizás sea porque sintetiza a la perfección el sentir Samurai de honor y compromiso, tan característicos del Bushido de las artes marciales del sol naciente.

Os recuerdo que Bushido es el código ético específico de los samuráis, normas que acogían como forma de vida y sobre la que basaban todos sus actos. Entraré en más detalles sobre este tema en próximas entradas.

Entre las muchas historias que se relacionan con este sentimiento guerrero de antaño, podemos encontrar la que hoy nos ocupa, la de los 47 Ronin.

Fightlosophy Revenge 47 Ronin

Representación del momento de la batalla entre clanes de samurai de los 47 Ronin

Ésta es una historia real, Samurais de los de verdad, y evidentemente para mi esto añade un sabor muy especial al asunto. Cabe aclarar que en algunas de las representaciones que se han ido haciendo a lo largo de la historia, se añadieron tramas y personajes que no existieron en la historia real. Un dato que me pareció realmente curioso es que tan sólo unas semanas después de que ocurriera este hecho ya se representaba en los teatros de la época.

Esta historia se dio a conocer en occidente allá por el año 1871 gracias al libro “Tales of old Japan“, escrito por un diplomático inglés destinado en Japón, A.B Mitford. El libro recoge distintas historias, algunas reales, otras no tanto, del folclore Japonés. El relato más popular es precisamente este del que hablamos, la versión de Mitford es la que se ha considerado más próxima a la realidad y sólo recientemente se han cuestionado algunos detalles y añadido algunos datos importantes.

  • La historia en sí.

Vamos a viajar en el tiempo con nuestra imaginación… de repente nos situamos en el año 1701, dentro de lo que llamamos la era Genroku, que podría ser definida como la edad de oro del periodo Edo. Las disputas por el poder, las faltas graves por honor y el desenvainar de espadas era el pan nuestro de cada día. Ya no había guerra y cualquier escusa era buena para probar la destreza con las armas.

Así y por diferentes motivos, Asano, un Samurai importante que pasaba por un periodo de instrucción para hacerse cargo de sus nuevas funciones (recibir en la corte a los emisarios del Emperador Higashiyama), fue ridiculizado constantemente durante el proceso. Éste a pesar de saber que le costaría la vida, cansado de tantas vejaciones y haciendo gala de su rango y honor, atacó al instructor, llamado Kira. No tuvo suerte y aunque lo hirió en la cara, no logro terminar con su vida. Fue apresado sin poder “liquidar” el asunto.

Se celebra un consejo extraordinario y se condena al daimyo a morir haciéndose el seppuku, pues únicamente el hecho de desenvainar un arma dentro del palacio del shogun estaba penado con la muerte. El castillo y el resto de propiedades de la casa de Asano son confiscados por el gobierno y todos sus samurai se convierten automáticamente en ronin. Asunto trágico donde los haya.

fightlosophy-sword-of-doom

Muchos de ellos se hicieron mercaderes o artesanos, alguno que otro sirvió a otro daimyo, y 47 de ellos (aunque algunos insisten en decir que eras menos) deciden vengar la muerte de su Señor. Estos guerreros comprendían edades que iban de los 16 a los 77 años. La venganza no era un asunto fácil por lo que deciden ser pacientes y esperar el momento más propicio.

Tras cerca de un año después de la muerte del “jefe” y habiéndose infiltrado poco a poco en el Edo, una noche azotada por una tormenta de nieve, de esas que hiela todo, los 47 ronin entran en acción. En dos grupos asedian la casa. Suenan los tambores y comienza la feroz batalla. Tras una guerra encarnizada sólo tres hombres, sus tres mejores guerreros, se interponían entre los Ronin y Kira (el samurai que impulsó la muerte de Asano).

Logran entrar en la habitación principal tras un enfrentamiento sin igual, pero el Samurai ya no estaba… había huido como los cobardes. Comienza la búsqueda por todas las instalaciones y lo encuentran escondido en un cobertizo. Ya apresado le ofrecieron que se quitara la vida él mismo y así mantener el honor característico de su rango. Éste no accedió, al final (y como era de esperar) le cortaron la cabeza con la misma hoja que se había quitado la vida el gran Asano. ¡Más épico imposible!

Fightlosophy Tumba 47 Ronin

Tumbas reales de los 47 Ronin.

Una vez conseguido el objetivo, los ronin con la cabeza de Kira en un cubo, se marchan del lugar. De camino a Sengakuji, templo en el que estaba enterrado Asano, se hace de día. La noticia de lo que ha sucedido ya se había difundido y son muchos los que salen a su encuentro  para mostrarles su respeto y admiración. 

Cuando llegan les está esperando el abad del templo, quien les lleva a la tumba de su señor. Lavan la cabeza en un pozo cercano, la colocan como ofrenda y rezan unas oraciones en su honor. Al acabar el ritual entregan al abad una cantidad de dinero y le piden que se encargue del entierro de todos ellos una vez hayan muerto.

La Corte Suprema se reúne y acaban decidiendo que los 47 rōnin deben morir con el seppuku. Cumplen estrictamente con lo establecido en una ceremonia conjunta. Sus cuerpos son llevados al Sengakuji y enterrados frente a la tumba de Asano Naganori. Es tradición que mucha gente acuda (a partir de ese mismo momento) a rezar junto a las tumbas de los rōnin.

Fightlosophy 47 Ronin movie

Imagen de la película de los samurai 47 Ronin protagonizada por Keanu Reeves.

Sea como sea, uno de los motivos por los que la historia de los 47 rōnin parece haberse hecho tan popular en Japón es que en la época se tenía la sensación general de que el mundo urbano, la modernidad venida de europa y los intereses comerciales estaban desplazando las viejas tradiciones. Los samurai ya no eran necesarios como clase guerrera, el país estaba por fin unificado y en paz.

Esta y otras historias de la antigua tradición y cultura marcial Japonesa están presentes en la sociedad actual. Se plantea de esta forma que el papel de los samurai (con todo lo que ello conlleva) era y es la de servir como un ejemplo ético y moral para el resto de la sociedad, en especial en lo referente al compromiso con el deber tan arraigado en la cultura nipona.

Os dejo un pequeño Documental sobre Samurais en el que se habla de esta historia:

José Díaz

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 5 comentarios para este artículo
  1. Morthred Dankworth at 6:12 pm

    Interesantísimo y muy bien documentado. Entiendiéndose el sentido del honor, en la mentalidad occidental no puedo dejar de pensar que fue una enorme pérdida de héroes.

    • Jose Diaz Author at 10:59 pm

      Sin lugar a duda el sentido del honor es algo que hoy en día suena a demasiado lejano. Un pena, hay grandes ejemplos en toda la historia (no solo oriental) de guerreros que dejaban su vida en el campo de batalla en pro de unos ideales que cambiaban / moldeaban la historia.

      • Morthred Dankworth at 1:12 am

        Saludos cordiales, detecto ironía en lo que me respondes. Me he referido a que pese a ser claro que actuaron por honor y es admirable, sus muertes son también una pérdida y eso es una pena.

        • Jose Diaz Author at 2:09 pm

          Ironía ¿donde? Los tiros no van por ahí amigo. La única idea que quise recalcar es que hay cosas que considero fundamentales que se han perdido y que nos fijamos mucho (me incluyo por supuesto) en culturas del lejano oriente, cuando si investigamos en nuestras propias raíces, tenemos grandes ejemplos de héroes… por ejemplo “el gran capitán”. Gracias por el comentario y un abrazo.

          • Morthred Dankworth at 7:21 pm

            Hola, entiendo lo que dices, yo entendì incorrectamente, te ofrezco una disculpa. Y coincido con lo que expones, saludos, abrazo y gracias.

Deja un comentario