Ibtihaj Muhammad. Esgrima Femenina. Primera mujer en llevar un hijab compitiendo por USA en Esgrima.

Ibtihaj Muhammad. Esgrima Femenina.

Primera mujer en llevar un hijab compitiendo por USA en Esgrima.

La religión, las creencias personales de cada individuo y la trascendencia que esto pueda tener en su vida es un asunto demasiado importante como para sentirnos en el derecho de opinar, dando por sentado circunstancias que nos son totalmente ajenas.

Donde unos ven limitaciones, otros ven formas de expresión, donde unos ven atrasos, otros ven anhelo y al final no nos pondremos de acuerdo. No se trata de creer o no, sino de respetar al otro.

El caso de esta esgrimista de origen norte-americano ha saltado a la palestra por el consabido tema polémico de la religión que profesa y sus costumbres. Ibtihaj se ha convertido en la primera mujer atleta norteamericana musulmana en llevar su hijab en competición olímpica. En los Juego Olímpicos de Río 2016, ganó su primera lucha en la ronda de clasificación y fue derrotada en la segunda ronda por una tiradora francesa (Cécilia Berber). Logró así ganar la medalla de bronce para su equipo en la modalidad de Sable.

De descendencia afroamericana Muhammad nació y se crió en New Jersey. Sus padres, norteamericanos convertidos al Islam, vieron la esgrima como un deporte adecuado a sus creencias y en el que su hija en consecuencia podía llevar su hijab.

fightlosophy-fencing-muhammad

Más allá de la polémica que puede suponer la noticia, lo que nos gusta es que Muhammed se convirtió en un símbolo de la diversidad y la tolerancia de EEUU. Justo durante la celebración de los Juego Olímpicos se celebraba la campaña a la presidencia de los Estados Unidos en la que se discutían precisamente asuntos con respecto al Islam (incluyendo a Musulmanes nacidos en USA). Ibtihaj casi sin quererlo, se convirtió en uno de los mejores símbolos contra la intolerancia proclamada en su país.

Como suele pasar en estos casos, los aspectos deportivos pasan a un segundo plano y la polémica está servida. Ibtihaj, al parecer (según algunos medios de comunicación), hizo unas declaraciones durante los Juegos de Río describiendo a su país como un lugar “no seguro” para los musulmanes. Siendo un tema tan complicado de gestionar, sólo quiero destacar el hecho de que el mundo en el que vivimos actualmente, por activa y por pasiva, es peligroso y aunque evidentemente EEUU tiene grandes problemas al respecto, por encima de todo está el respeto en todas las direcciones.

Compartimos un vídeo que encuentro muy interesante, presentando una perspectiva íntima de ella misma y su familia sobre la realidad que viven desde su cultura y religión.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario