La gente lista lucha bonito. Tributo al gran Mohammad Ali (1942-2016).

La gente lista lucha bonito. Tributo al gran Mohammad Ali (1942-2016).

Hay pocas personas del mundo de la lucha o del deporte que no conozcan y respeten al mítico Muhammad Ali. Todo en él era y será diferente porque ya forma parte de una élite de iconos (cerca de las estrellas) que nos acompañará por toda la eternidad. Este boxeador, fraguado en mil batallas a golpe de puro arte, nos ha dejado un legado indispensable que en Fightlosophy pretendemos no olvidar. Ha sido protagonista de diferentes entradas en nuestro Blog, ahora que se nos ha ido y en clave de tributo, queremos dar nuestro más sincero pésame a toda su familia, personas queridas y fans.

El mundo de la lucha, del boxeo y el deporte en general se ha quedado huérfano de un personaje fundamental para la historia del siglo XX. Decir Mohammad Ali es decir mucho, es hablar de cambio, de valor y de integridad. Guerrero incansable con una inteligencia incisiva inusual, se ha postulado como una de las grandes influencias en el ámbito de lo social para diferentes generaciones de luchadores anónimos. Todo lo que significa ser un Fightlosopher, está representado en la figura de Ali.

El título de esta entrada surgió en una de esas charlas Fightlosophicas en “oficinas inusuales” (lugares que parecen inspirarnos). Nos dimos cuenta de que la gente inteligente, esas que tienen una mirada y una actitud peculiar, “luchan de forma bonita”. Luchar así significa dejar de respetar las normas del movimiento, trascender más allá de la estética y de camino ganar batallas. El resultado es algo bello, el caos se ordena por encima de los estilos, las palabras dejan de poder describir lo que ahí ocurre y el ser humano se expresa sin límites.

Luego nos enteramos de que nuestro ídolo nos dejaba, no hay casualidades, así que nuestro tributo ya tenía título. Todo esto que vengo hablando queda encriptado en una frase que ha marcado tendencias e inspirado a propios y ajenos: “Float like a butterfly sting like a bee”.

El mito ya era grande antes de que “desapareciera”. Ahora imagino un futuro próximo, sentado en el Tatami junto a mi hijo (ahora bebé), charlando con las generaciones venideras sobre la cultura de la lucha, así … mientras secamos el sudor de nuestras frentes y rememoramos las batallas y logros del entreno, les contaré esa historia que dice:

Hubo una vez un tipo que se subió a un Ring y conquistó el mundo, que cuando lo bajaron del cuadrilátero se adueñó de su gente y que cuando se marchó, se hizo con el corazón de todos, así es, así ha sido y así será Mohammad Ali“.

Descanse en Paz maestro. Tu legado será por siempre parte de nosotros. Te echaremos de menos.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 3 comentarios para este artículo
  1. Pingback: Nos deja el más grande: RIP Mohammad Ali (1942-2016). Eskrima world. | Orihinal Eskrima & Eskrido.

Deja un comentario