“Piel de gallina”¿por qué ocurre? Conociendo nuestro cuerpo

“Piel de gallina”¿por qué ocurre?

Conociendo nuestro cuerpo

A todos nos ha pasado alguna vez, escuchas una canción con un significado especial, notas frío, algo te da miedo, o simplemente ves algo que te emociona, todas estas acciones tienen una misma respuesta: un escalofrío recorre nuestro cuerpo, aparecen diminutos montículos en nuestra piel y el vello se eriza. Coloquialmente se dice que se nos pone la carne de gallina.

La razón de porqué reaccionamos de manera similar ante estímulos diferentes está en la fisiología de las emociones, como explicaba George Bubenik, profesor de zoología: esa manifestación es un fenómeno fisiológico heredado de nuestros ancestros animales.

La piel de gallina está causada por una contracción de los músculos que están asociados a cada pelo. La contracción hace que el pelo se erice. En los animales esta erección del vello permite la formación de una capa de aire que sirve de aislamiento y protección contra el frío. El pelo también se les eriza cuando se sienten amenazados, lo que unido a la espalda arqueada, hace que animales como por ejemplo el gato parezcan más grande, esto suele ser útil para disuadir a un enemigo.

En el ser humano la piel de gallina persiste. Lo experimentamos en situaciones emocionales, una persona puede sentir la piel de gallina tan sólo pensando en las emociones que una vez experimentó. El origen fisiológico de estas respuestas lo buscamos en la hormona relacionada con el estrés denominada adrenalina. Ésta no sólo contrae los músculos de la piel, también influye en muchas otras reacciones corporales.

En los animales esta hormona se libera cuando tienen frío o se sienten amenazados, y los prepara para la reacción de lucha o huida. Pero en los seres humanos, la adrenalina también se libera frente a otro tipo de emociones fuertes. Para William James, considerado uno de los padres de la Psicología moderna, esas manifestaciones externas son las que componen realmente las emociones.

Lo físico y lo emocional tienen fronteras muy permeables, somos todo eso que se resume en un constante huir y luchar de nuestro día a día.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario