Primera sesión en Artes Marciales, cómo sobrevivir. Novato en el mundo de la lucha.

Primera sesión en Artes Marciales, cómo sobrevivir.

Novato en el mundo de la lucha.

Si has decidido empezar tu entrenamiento en el mundo de las artes marciales (da igual a qué edad) estás de enhorabuena, nunca es tarde si la dicha es buena y lograrás grandes beneficios de la práctica, eso sí, no vamos a volvernos locos, en Fightlosophy os vamos a dar algunos Tips para hacer frente a esta nueva actividad que estamos seguro cambiará vuestra vida.

Lo primero que podemos sentir al iniciar una actividad de esta características es una sensación de nerviosismo incipiente, es lógico: tememos perder la vida en la primera sesión de entreno. Calma, no va a ser así (o eso esperamos). Una vez tomada la decisión y pagada la cuota del Gym (no vamos a ir de esquiroles por la vida), lo único que necesitas hacer es dar el primer paso y comenzar el entrenamiento. Una vez que hayas tomado una decisión, no mires más hacia atrás y confía.

    • Vestimenta. En las primeras clases no llevarás todo el material necesario, recuerda que la ropa cómoda es importante y  que no tenga elementos que puedan dañar a los compañeros (cremalleras, botones …) fundamental. No te compres todo antes de empezar. Prueba primero una clase y luego sé inteligente con la inversión que hagas.
    • Calentamiento. Sea como sea y aunque en clase no se haga hincapié en ello, el calentamiento es una fase fundamental del entrenamiento, irá poniendo a tono nuestro cuerpo para la práctica. Si no somos capaces de seguir el ritmo en clase no importa, haremos los que podamos de la mejor manera posible e iremos incrementando la intensidad poco a poco. No te saltes esta parte de la sesión o podrás lesionarte. Recuerda: el objetivo de la práctica es estar saludable.
    • Aprender técnicas. Las artes marciales desde fuera pueden parecer algo “individualitas”, pero creedme; es de las actividades en las podrás hacer los lazos de amistad más fuertes. Olvida tu timidez (que es para lo inmortales) y “asociate” a alguien que esté en tu misma situación (o parecida). Ser un “rookie” tiene sus ventajas. Es el momento de prestar atención y aprender nuevas técnicas. Limítate a lo que has aprendido, inventar es algo aun vetado a nuestro nivel.
    • Comienza la práctica. Una vez hayas aprendido algunas técnicas habrá que ponerlas en práctica desde una situación un tanto más dinámica en lo que llamamos Drills. Ten conciencia de que esto no es aun luchar, colaboramos y aprendemos con el compañero, nuestro cuerpo irá acondicionándose poco a poco para lo que luego vendrá. Uno de los peores enemigos en los comienzos de las artes marciales son las prisas. Consejillo: Calma y constancia.
    • Sparring. Aquí tu ego se verá expuesto. Por lo general comenzarás a luchar con el instructor o con alguien que tiene más experiencia que tú. Esto te hará consciente de tus fortalezas y debilidades, te enseñará grandes lecciones sobre tu ego y la resilencia y en definitiva te pondrá en el camino de la artes marciales. Ser fuerte no es suficiente, aunque sí importante, dosifica y ten la mente abierta.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario