Tomoe Gozen, mujer Samurai. Una de las mujeres Samurai más famosas.

Tomoe Gozen, mujer Samurai.

Una de las mujeres Samurai más famosas.

Ya en una entrada anterior hicimos referencia a una de las historias menos conocidas del Japón Marcial, las mujeres Samurai o como se las llamaba Onna Bugeisha. Hoy rescatamos la historia de una de las más famosas guerreras, la gran Tomoe Gozen

Tomoe Gozen aparece por primera vez en las crónicas Japonesas en la segunda mitad del siglo XII. Probablemente vivió al rededor de 1157 hasta 1247. Hay muchas versiones con respecto a ella, pero en los textos queda bien claro que era una de las más destacadas Samurai de la época, con una gran destreza marcial y lealtad al código Bushido.

Es importante destacar que Tomoe (nombre que significa Círculo perfecto) se ganó un lugar en la historia por su propios méritos. Si bien es cierto que la cantidad de leyendas que se cuentan sobre ella, no se puede asegurar que sean 100% ciertas. Una de las cosas que quizás más sorprenden de este caso es que fue adiestrada bajo los parámetros más estrictos dentro de las artes marciales tradicionales Samurai y tuvo la oportunidad de ponerlas a prueba en situaciones reales de combate.

Una de las gestas más famosas que se le atribuyen fue ir al campo de batalla en las Guerras Gempei (enfrentamiento entre los clanes Taira y Minamoto, 1180-1185) junto al Guerrero Samurai Minamoto Yoshinaka. En esta batalla sobrevivió a su propio Maestro. Cuenta la leyenda que mató a muchos guerreros samurai y que en combate singular a caballo cortó la cabeza al líder del clan Uchida Iveyoshia, y se la entregó a su amo, Yoshinaka, diversas fuentes aseguran que eran amantes o incluso matrimonio.

fightlosophy-tomoe-inbattle

En el Cantar de Heike, un poema épico de la literatura clásica japonesa, fuente de numerosas leyendas, personajes e historias, se dice de nuestra protagonista:

“Tomoe era especialmente hermosa, de piel blanca, pelo largo y bellas facciones. También era una excelente arquera, y como espadachina era una guerrera que valía por mil, dispuesta a confrontar un demonio o un dios, a caballo o en pie. Domaba caballos salvajes con gran habilidad, cabalgaba por peligrosas pendientes sin rasguño alguno. Cuando quiera que una batalla era inminente, Yoshinaka la enviaba como su primer capitán, equipada con una pesada armadura, una enorme espada y un poderoso arco; y ella era más valerosa que cualquiera de sus otros guerreros.”

Si aquella batalla fue importante para la pareja de guerreros, quizás la que marcó sus vidas (y muertes) fue la de Awazu (1184) donde Yoshinaka fue derrotado por sus enemigos. Cuando éste vio que estaban a punto de perder la batalla dijo a Tomoe que lucharía hasta la muerte, pero que ella debía dejar inmediatamente el campo de batalla, él no podía morir luchando junto a una mujer, ella accedió y escapó no sin antes plantar batalla matando a varios guerreros.

A partir de aquí la suerte de Tomoe se difumina un poco entre realidades y leyendas. Lo que realmente le pasó quizás nunca se sepa. Es esta una de las rarezas históricas del antiguo Japón, quizás por el hecho de que era una mujer guerrera en un mundo tradicionalmente masculino.

Según fuentes como la Gampai Seisuki se cuenta que cuando escapa del campo de batalla fue atacada por un soldado enemigo y fue forzada a ser la concubina de Wada, tuvo un hijo con él. El Samurai muere en 1213 cuando la familia Hojo destruyó el clan de éste. Después de esto Tomoe se convirtió en monja y vivió hasta los 91 años.

fightlosophy-onna-bugeisha

Otras fuentes aseguran que se apartó de la batalla de Awazu pero que siguió peleando y matando muchos enemigos, cuando vio oportuno escapó y se retiró a un templo y tomó los hábitos. Otros dicen que después de abandonar el campo de batalla se hizo el Seppuku (conocido también como Harakiri) para evitar la vergüenza de ser capturada. Otros cuentan que regresó a recuperar la cabeza de su amado, se dirigió hacia el mar y allí se quito la vida con el fin de continuar sirviendo a su amo en una vida futura.

Romanticismos e historias a parte, lo que sí cuenta es la fantástica figura de una mujer guerrera que debió ser el terror de muchos Samurai en el campo de batalla, en una época beligerante en la que los hombres eran los protagonistas indiscutibles. Nunca se ha podido comprobar al 100% la existencia de Tomoe. Aun así la tumba de su asistente femenina Yamabuki Gozen sí que fue encontrada y la mayoría de los sucesos narrados en el cantar de Heike son considerados verdaderos por los historiadores japoneses.

Una vida de cuento que da lugar a ensoñaciones y historias que serían geniales para una buena novela o una super producción.

*Imagen de portada: geisha-kai.tumblr.com

 

 

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario