“Si vis pacem para bellum”. Si quieres la paz, prepárate para la guerra.

“Si vis pacem para bellum”.

Si quieres la paz, prepárate para la guerra.

No vivimos en un mundo de paz y amor. La vida se ha configurado sin que nosotros tengamos mucho que ver en ello. La realidad que hay cuando giras la esquina de tu casa no coincide ya con ese estado de bienestar perpetuo que un día nos prometieron. Bajo la perspectiva de todos los acontecimientos que continuamente nos abordan (no todo está tan lejos como parece), es nuestra responsabilidad tener los ojos bien abiertos, dejar el “buenismo institucional” de lado y por el bien de nuestros seres queridos tomar medidas que perpetúen la paz. La paz no es la ausencia de conflicto, todo lo contrario, es la capacidad de gestionarlo. De ahí la gran frase que ilustra la entrada, “Si quieres la paz, prepárate para la guerra”.

Este antiguo adagio latino «SI VIS PACEM, PARA BELLUM» proviene de un texto romano, Epitoma rei militaris, escrito a fines del siglo IV de nuestra era.

“Igitur qui desiderat pacem, praeparet bellum; qui victoriam cupit, milites imbuat diligenter; qui secundos optat eventus, dimicet arte, non casu. Nemo provocare, nemo audet offendere, quem intellegit superiorem esse pugnaturum”

Traducción:

«Así pues, el que desee la paz, que se prepare para la guerra. Quien quiera conseguir la victoria, que entrene a sus soldados con diligencia. Quien aspire al éxito que luche con estrategia, y no lo deje al azar. Nadie se atreve a provocar u ofender a quien ve como superior en el combate».

Esta frase se le atribuía inicialmente al emperador Julio Cesar, pero su autor es este escritor del siglo IV. Nada se sabe de su vida excepto la breve definición que da él mismo. Vegecio no se identifica como militar, sino como vir illustris et comes (hombre ilustre) términos que, en el latín de la época, le señalan como un personaje cercano al emperador de Roma.

Otra de las grandes frases atribuidas a este personaje histórico va muy en la línea de lo que venimos hablando en Fightlosophy: “Pocos hombres nacen siendo valientes, muchos se hacen mediante el entrenamiento y la fuerza de la disciplina.”

Hay mucho que aprender, rescatar y respetar de las antiguas enseñanzas, de nuestra historia . En cuestiones de paz y de guerra el ser humano ha cambiado las formas pero no el fondo.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario