Akira Kurosawa Genio del movimiento

Akira Kurosawa

Genio del movimiento

“En un mundo loco, sólo los locos están cuerdos”. Esta es una de las frases insignias de uno de los directores más grandes de la historia de la cinematografía Japonesa, Akira Kurosaba. A lo mejor no sabes quien es este director, pero seguro que has visto o escuchado alguna de sus películas, la más conocida en occidente quizás sea : Shichinin no samurai, 1954. (Los siete samuráis). Algo a destacar y por lo que hacemos este pequeño homenaje a su carrera es que en su filmografía estuvieron muy presentes las artes marciales Japonesas, de hecho se considera que una de sus primeras películas fue la saga “La leyenda del gran Judo” basada en la vida de uno de los grandes personajes de este arte marcial nippon.

Nació en 1910 en una familia tradicional y numerosa,  influida por el carácter militar de su padre. Sin lugar a dudas esto se debía a que la familia Kurosawa descendía de un linaje de antiguos Samuráis. Desde el punto de vista económico era una familia acomodada.

El joven Kurosawa admiraba la cultura occidental, esto perduraría incluso cuando ésta se prohibió en Japón. En la escuela primaria se aficionaría al dibujo, se dice que en realidad su obra cinematográfica está influida por la frustración de no haber sido un gran dibujante.

A los largo de su vida muchos hechos traumáticos marcaron su carácter, uno de los más importantes quizás fue cuando ocurrió el gran terremoto Kanto que mató a unas 100000 personas. Akira y uno de sus hermanos pasearon por entre la devastación, cuando Akira quiso retirar la mirada de los cadáveres, su hermano Heigo le obligó a sostenerla. Kurosawa recordaría más tarde que esta experiencia la marcaría, enseñándole que el modo de vencer su propio miedo era enfrentarse a lo que se lo provocaba. 

fightlosophy-akira-kurosawa

La desgracia pareció cernirse sobre la familia de este gran director de cine. Cuando Akira a penas tenía 20 una serie de acontecimientos (varios de sus hermanos habían fallecido en diversas circunstancias) marcarían su forma de ser para siempre. Su constitución fuerte, con una estatura cercana a los dos metros y una salud de hierro le permitieron llegar a una edad avanzada a pesar de todos estos contratiempos emocionales.

Comenzó como ayudante de dirección y pronto debutó con Sanshiro Sugata (La leyenda del gran Judo) que antes mencionamos. Las siguientes películas que hizo fueron supervisadas por el gobierno Japonés. Así, la segunda parte de la saga “El Gran Judo”, ha sido interpretada como una película explícitamente antiestadounidense, por retratar al Judo Japonés como superior al boxeo occidental.

Sus críticas mostrando la decadencia de la sociedad de su tiempo se extendían no sólo al mundo occidental sino al propio Japón. No sería hasta 1951 con su película de género policial Rashomoon, la que le daría fama internacional, ganando el León de Oro en el Festival de cine de Venecia. Más tarde ganaría varios Oscar.

Kurosaba creó su propia técnica cinematográfica que desarrolló en la década de los 50, dando a sus películas un aspecto único. Empleaba lentes de teleobjetivo, pensaba que colocando las cámaras lejos de los actores, éstos eran capaces de interpretar mucho mejor. Usaba también varias cámaras al mismo tiempo filmando un plano desde diferentes ángulos. Una peculiaridad de Kurosaba es que a menudo usaba elementos meteorológicos en sus películas.

fightlosophy-akira-film

Akira Kurosawa era conocido como Tenno (emperador) por su estilo perfeccionista como director. Cuidaba hasta el más mínimo detalle. Su cine tenía influencias artísticas de todo tipo. Algunas de sus películas, por ejemplo, son adaptaciones de obras de Shakespeare, Hamlet, de obras rusas, de escritores americanos… Algunos críticos Japoneses tildan de demasiado occidental a Kurosawa aunque estaba profundamente influido por la cultura de su país. Tanto es así que sus películas han tenido una gran influencia en el cine mundial, y todavía inspiran a muchos directores.

Si hay algo que nos apasiona en Fightlosophy es hablar del movimiento y lo que me ha empujado a crear este post es precisamente que si en algo era un gran maestro Akira Kurosawa era en plasmar, integrar y utilizar el movimiento en sus películas.

Os traigo dos vídeos. Uno, en el que se analiza el asunto del movimiento en sus películas y cómo lo trata de manera magistral y, el segundo,  el propio Kurosawa aconseja a los nuevos directores qué hacer para llegar a ser grandes… A mi personalmente me ha parecido una gran lección.

 

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario