Arnold Schwarzenegger y la Meditación.

Arnold Schwarzenegger y la Meditación.

La carrera de Arnold Schwarzenegger se disparó a niveles insospechados incluso para él mismo en 1975. En esta época era ya considerado el mayor culturista del mundo y comenzaba una prometedora carrera en el cine. Schwarzenegger acababa de terminar el rodaje de la película “Stay Hungry” y participó en el archiconocido documental “Pumping Iron”, se trataba de un documental en que lo siguieron mientras entrenaba para el Mr. Olympia, que ganaría por sexta vez consecutiva. Su fama internacional crecía mucho y su cuenta corriente también, Schwarzenegger empezó a darse cuenta de que a pesar de la ferrea confianza en sí mismo, empezaba a sentirse abrumado por la fama.

“Con el tiempo sentia como que tenía que hacer algo al respecto porque pensaba: aquí tengo todas estas grandes oportunidades y todo lo que me está pasando y a la misma vez estaba conviertiéndolo todo en un gran problema en vez de saber separar las cosas y tener la calma, la paz suficiente y ser feliz “, dice Schwarzenegger en una entrevista que concedió a Tim Ferriss.

Durante este tiempo de tanto cambio, se encontró con un amigo en la playa que le dijo que él practicaba Meditación Trascendental (TM), se sinceró con Schwarzenegger y le contó que había estado luchando contra la ansiedad por primera vez en su vida. Ya que Arnold era muy excéptico con todo esto, su amigo le tendió una trampa y lo llevó con el instructor que le enseñó la técnica de TM a él. Este tipo de Meditación implicaba que se tenía que sentar con los ojos cerrados durante 15 o 20 minutos, mientras que mantenía una respiración profunda guiada y repetía un mantra: “Hacía 20 minutos por la mañana y 20 minutos por la noche, yo diría que entre 14 días o tres semanas, pude llegar a un punto en el que realmente podía relajarme y desconectar mi mente … aprender a enfocarme mucho más y calmarme, “, dice Schwarzenegger.

Después de un año de práctica diaria, la ansiedad de Schwarzenegger se había visto disminuida drásticamente, y ya no sentía la necesidad de mantener el hábito de la práctica de este tipo de Meditación. Aun así Schwarzenegger asegura que ese año, en el que pudo concentrarse y relajar su mente, fue decisivo en su forma de entender la vida y de afrontar los retos que aun le quedaban por venir. Según dice, la Meditación le enseñó que la raíz de su ansiedad venía de la carga de todas sus responsabilidades como parte de una tarea aun mayor que parecía imposible de superar.

Hoy Schwarzenegger dice que prefiere trabajar de foroma intensa durante 45 a 60 minutos en cualquier proyecto en el que esté involucrado y justo después jugar una partida de ajedrez para calmar su mente, técnica que aplica también a su forma de afrontar sus entrenamientos. Por ejemplo, Schwarzenegger señala que cuando estudia un guión para una de sus películas: “No dejo que nada interfiera. Sólo me concentro en eso”. Reconoce que estos parámetros los aprendió y por eso los aplica, aquel año en el que se sumergió en la práctica de la Meditación.

Compartimos un vídeo que seguro habéis visto muchas veces pero que no está mal recordar de vez en cuando, sobre todo si sois de los que os retáis contínuamente; de propia voz, el mismo Arnold Schwarzenegger nos habla sobre las 6 claves del éxito:

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario