Si brillas es porque hubo oscuridad. Michael Phelps regresa una última vez.

Si brillas es porque hubo oscuridad.

Michael Phelps regresa una última vez.

Hay algunas frases que de vez en cuando me repito para seguir escalando peldaños en esta cosa tan simple y difícil que se llama vida. Los proyectos que iniciamos son batallas que debemos lidiar con entereza, están ahí para enseñarnos y construirnos, detrás de cada acción hay un pertinente lección que sacar a la luz. “Apunta a las estrellas y llegarás a la luna” es precisamente una de esas sentencias que me recuerdo cuando las cosas empiezan a dejar de brillar con la intensidad que uno quisiera. Seguir en la línea de fuego con la confianza de que llegarán refuerzos es para los valientes que quieren luchar por sus sueños.

Tanta palabrería me viene a la cabeza tras haber visto un anuncio publicitario. Sí, la publicidad, el marketing, el tocar las emociones y vender una marca son hoy en día un arte que se conjuga a la perfección, que ha llegado para quedarse … y no es nada nuevo.

El esfuerzo es un arma de doble filo. Como Eskrimador os puedo asegurar que todas las armas en realidad son de doble filo, ésta puede volverse en tu contra si no sabes utilizarla con eficacia. Igual pasa con algunas tendencias, no todo tiene que ser insufrible para que de resultados, no todo tiene que ser fácil para que nos guste. Construir desde la perseverancia es algo que seguro os suena a “pan nuestro de cada día“, no hay secretos ni pócimas mágicas: regresar una y otra vez a la práctica es la táctica de los vencedores.

Os comparto un vídeo de esos que emocionan e inspiran. Michael Phelps regresa una última vez.

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario