La carta que mandó Ghandi a Hitler.

La carta que mandó Ghandi a Hitler.

Si hay algo interesante de nuestro pasado son las historias de la historia. Resulta sorprendente que Gandhi pudiera escribir una carta a Hitler pero así ocurrió. Gandhi mandó esta carta en 1939, justo en el momento en el que la estabilidad del mundo estaba en juego y la segunda guerra mundial amenazaba la paz de Europa; parece ser que la carta nunca llegó a manos de Hitler, pero sin duda es un texto que sorprende a la vez que deja de manifiesto la personalidad de uno de los maestros que más admiración han causado en nuestra historia reciente por su compromiso con la paz.

Es interesante ver como ésta carta fue en principio criticada por la opinión pública, ya que la consideraron demasiado sumisa; pero Gandhi no tuvo la más mínima duda; no por gritar más alto se entienden mejor las cosas. Gandhi mandaría una segunda carta el 24 de diciembre de 1940 a Hitler pidiéndole que detuviera la guerra. Actualmente las dos cartas se encuentran en Mani Bhavan, Bombay (en un sencillo museo),  donde este “rebelde pacífico” vivió casi 20 años.

Su inteligencia forjada en su juventud como abogado, la inmersión y comprensión de los textos sagrados, la compasión hacia el ser humano y su compromiso con la no violencia, hicieron de Ghandi una persona con gran capacidad para ganar batallas sin hacer uso de la “guerra” mas sí de la estrategia. Es ésta quizás la clave fundamental para comprender a este personaje histórico. En Fightlosophy os dejamos a continuación una traducción de la primera carta en la que nos deja a cuadros sobre todo el comienzo y el final:

“Querido amigo,

Amigos me han estado insistiendo en dirigirme a usted por el bien de la humanidad. Pero me he resistido a su petición, debido a la sensación de que cualquier carta mía podría ser una impertinencia. Algo me dice que no debo ser tan calculador y que debo hacer mi petición porque en cualquier caso merecerá la pena.

Está claro que usted es hoy la única persona en el mundo que puede evitar una guerra que podría reducir a la humanidad al estado salvaje. ¿Estará dispuesto a pagar ese precio por un propósito cualquiera por muy digno que le parezca? ¿Escuchará la llamada de quien ha evitado deliberadamente el método de la guerra no sin considerable éxito? De cualquier manera espero su perdón, si he cometido un error al dirigirme a usted.

A su disposición.

Su sincero amigo.”

Carta_Gandhi

Entrada siguiente:
Entrada anterior:

Deja un comentario