No compliques las cosas simples. Máxima para las artes marciales y el mundo real.

No compliques las cosas simples.

Máxima para las artes marciales y el mundo real.

Decía el gran Leornardo Da Vinci en una de sus frases magistrales: “La simplicidad es la máxima de las sofistificaciones”. Quizás influido por este pensamiento Bruce Lee también hizo referencia a este asunto desde la perspectiva de su Jeet Kune Do: “La simplicidad es la clave de la brillantez”. Pero ¿qué queremos decir con esto de simplificar?

En mi mundo de Eskrima, el trabajo con armas requiere de muchos recursos físicos, mentales, emocionales… que van dirigidos a la supervivencia. Hace años escuchaba a mi Maestro decir una frase que cambiaría la trayectoria de mi camino en la forma de entender las artes marciales: Eskrima es simple, pero no fácil. La frasecita me dejó KO por unos cuantos días.

Pensando sobre esto de la simplicidad, me doy cuenta de que en el momento que nos planteamos volver a las bases de nuestros estilos, muy probablemente ya nos hemos pasado de frenada y estamos perdidos en un sin sentido de adornos y técnicas que en apariencia funcionan en un contexto determinado, pero que se alejan de la realidad a la que nos podemos enfrentar fuera de nuestra zona de confort.

Trabajar las bases, lo simple, dentro de las artes marciales, la gestión del ego que esto supone y la humildad de volver de nuevo a lo que una vez supuso el inicio de nuestro proceso, es lo que hace grande el camino de las artes marciales y a sus caminantes. Se dice en el mundo del Jiu Jitsu Brasileño: “A black belt is a white belt who never quit” (Un cinturón negro es un cinturón blanco que nunca renunció).

fightlosophy-about-simpliticy

Simplicidad es igual a eficiencia en el movimiento (de la vida). ¿Que nos ofrece exactamente la simplicidad? Bajo mi punto de vista ésta nos brinda algo que hoy en día, en esta sociedad de alta velocidad, tiene mucho valor: herramientas para gestionar el estrés (y esto es mucho decir). La simplicidad nos aleja irreductiblemente de la multitarea (tan de moda actualmente), del auto-sabotaje y de la desidia de lo complejo… haciendo posible que nos focalicemos en los asuntos realmente importantes, uno a uno, paso a paso.

Es difícil practicar la simplicidad. Estamos demasiado acostumbrados a complicarnos (o a que nos compliquen) la existencia. Con respecto al movimiento (cambiante), la simplicidad viene a rescatar la naturalidad, nuestro ser animal (y sus libertades) empujándonos a ser mejores (que nosotros mismos) en cada gesto físico, mental y/o espiritual. Cada reto se asentará sobre los pilares de lo sencillo para ir construyendo un agenciamiento viral de lo que significa la inocencia de los simple.

Dos frases que vienen del Tao resumen la idea de esta entrada:

1.”Piensa en grande ejecutando lo pequeño”.

2.”Un viaje de mil millas comienza con un simple paso”. 

Comparto con vosotros un vídeo formato TedX (subtítulos en español) que me ha parecido inspirador.


José Díaz Jiménez

Entrada siguiente:
Entrada anterior:
Hay 1 comentario para este artículo